@viccarre

@viccarre

Decálogo

  1. Ve los problemas como oportunidades. Mucha gente ve los miedos como obstaculos e intentan huir de ellos. Las personas que viven su proposito ven el miedo como un signo de lo que realmente necesitan para seguir, poner todo su coraje y energía en ello.
  2. Ve la vida como un juego. Tener esto en mente te ayuda a abrir tu visión de la vida, divertirte en ella y además estimula la creatividad. Esto también da confianza que ayuda a tomar riesgos para dar los siguientes pasos.
  3. Vivir la vida que sueñas es la única opción. Asume un compromiso contigo mismo, desaparece tu plan de vida “B”. Deja de pensar en cosas como: “Si esto no funciona”, “Tengo miedo”, “Es mucho riesgo”, “Así estoy bien, para qué le muevo”. 
  4. No te engañes a ti mismo. Conectate a tus deseos más verdaderos, escucha tu voz interior y espiritualidad sin temor a ser juzgado. 
  5. No solo sueñes, haz que suceda. No te atasques solo en lo que sueñas, ponte en acción sin importar lo que cueste. Deja atrás todo aquello que lo detenga, no importa si es la monotonía o una relación. Escuchate a ti mismo y sigue tu intuición.
  6. Mereces lo mejor. Se paciente con lo que quieres, haz el bien, haz lo que amas y sirve a los demás usando tus cualidades. Espera siempre lo mejor, nunca sabes cómo o cuando va a suceder.
  7. No tengas miedo a pedir lo que quieres. A veces el éxito depende también de los demás así que pedir lo que quieres es parte del trato. Establece limites al expresar tus necesidades sin miedo, culpa o vergüenza. Esto podría ayudar a ganarte el respeto de los demás.
  8. Crea tus propias reglas. A veces no se logra encajar con las normas de la sociedad, evita esforzarte por lograrlo. Ten la libertad de diseñar tu propio destino. 
  9. Aprende a estar cómodo estando incómodo. No te atasques queriendo tener las respuestas de todo, haciendo las cosas perfectas o ganar el confort mediante el control de todo. Se tolerante con los demás, a veces puede haber situaciones incomodad pero eso al final forja el caracter.
  10. Ten maestros, mentores y posiblemente modelos a seguir. Esto aumenta tu conciencia y te ayuda a preparate para tener todo lo que necesitas y dar el siguiente paso en todo. De todos puedes aprender algo pero siempre toma lo bueno. Aprende a escuchar, a veces las personas tienen un mejor punto de vista o  ven las cosas desde otra perspectiva.

Deberes para con Dios

A todo joven en la vida le llega un momento en el que tiene que ponerse a analizar de manera sabia acerca de su futuro. Las decisiones que tome determinarán su destino. El Scout jura en su promesa cumplir sus deberes para con su patria pero solamente en segundo lugar, su primer deber es para con Dios. Los deberes para con Dios van más allá de pedir un favor o hacer una oración. Los deberes para con Dios son simplemente un gesto voluntario que se debe hacer una y otra vez a lo largo de nuestra vida, reconociendo que hay alguien más arriba que nos ve por encima del universo. Cree en lo que quieras creer pero mantén a Dios por encima de todas esas creencias, con el la vida puede ser una experiencia hermosa, sin el solo será un camino hacia la muerte. Estoy orgulloso de formar parte de una organización que promueve los deberes para con Dios y la patria, una organización que su lema es “Siempre Listos” y su eslogan es “Haz una buena acción diaria”. El escultismo es una hermanada que no distingue de nacionalidad, genero o clase social. Aprendemos que nunca fallamos cuando tratamos de cumplir nuestro deber, mas bien fallamos cuando no hacemos lo necesario para hacerlo. 

Una etapa más.

Hace más de 5 años… Aún recuerdo mi emoción, mis dudas, mis miedos. Aún recuerdo a mis papas preguntando cuanto iba a tener de beca, preguntando cuanto me costaría vivir fuera, cuanto iba a doler irme de casa. Muchas dudas, pocas respuestas.

Aún recuerdo la cara de tristeza de mi padre y las lágrimas de mi madre al saber que ya no estaría todo el tiempo con ellos. Que se había llegado la hora de dejar el nido. No fue fácil para nadie, incluso para mi hermana. A pesar de siempre estar averiguado con ella nos dolió habernos separado, y era lógico, después de haber vivido 18 años juntos.

Es verdad lo que se dice que lo difícil es empezar. Otros dicen que lo difícil no es llegar sino mantenerse y la verdad les podría dar la razón a todos. Haber llegado aquí no era el logro, el logro era mantenerse. Sin importar que difícil fuera, el reto era seguir vivo en el camino. Pero si algo aprendí es que nunca debes de andar sólo, en este camino hubo muchas personas que hicieron el camino más ameno y menos pesado. Algunos fueron momentáneos, otros se hicieron amigos, otros mis compañeros de cuarto y otros más se fueron.

De mis maestros aprendí de todo, muchos fueron comprensivos otros fueron difíciles. Hubo materias que no me gustaron pero es como en todo, habrá cosas que te guste y otras que no. En sí así es la vida.

Aún no tengo idea de como pasaron 5 años, pareciera que fueron instantes. Sólo queda agradecer a Dios, la vida y a mis padres por esa oportunidad. Si bien he sido afortunado y eso es algo que he agradecido toda mi vida. Incluso todos los días al entrar al campus le daba gracias a Dios por esa oportunidad por que sabía que estaba viviendo el sueño. Un sueño que no sólo era mío sino que también de mis padres. Un sueño que me convirtió en una persona más madura, más preparada y más humana. Mis objetivos son claros y esos son servir a los demás. El que no vive para servir no sirve para vivir.

Hace más de 5 años estaba emocionado por que terminaba una etapa y empezaría una nueva. Hoy me siento igual, siento unos ánimos desesperados por dar el siguiente paso, por hacer cosas que cambien el rumbo del mundo y que demuestren que los mexicanos podemos mover al mundo. Hoy no es el fin de algo sino el principio de todo.

Gracias a Dios, mis padres, mis maestros, amigos y a todos los que estuvieron en el camino. No soy yo, soy la suma de todas esas personas que han tocado mi vida.

Si yo me mirase ahora mismo como soy estrictamente

"Si yo me mirase ahora mismo como soy estrictamente- carro viejo o a pie, ingresos bajos, departamento barato, y dieta de atunes y hamburguesas- no obtendría ayuda sino desaliento.

He hecho un propósito de que mi mente me mire a mí mismo como la persona que voy a ser dentro de pocos años. Me veo a mí mismo no como un mero estudiante, sino como un ejecutivo. No veo un mísero departamento, veo una bella casa suburbana. Y cuando me miro de este modo me siento más grande y pienso más grande. Y he obtenido multitud de experiencias personales para probar que con ello me desquito”

David Schward, La magia de pensar en grande

El precio de ser humanos

Sin duda Dios nos ha puesto en un mundo hermoso lleno de cosas maravillosas, tales como la naturaleza, la familia y los buenos momentos. Pero la vida no siempre está lleno de cosas que nos hacen felices, la vida también está llena de cosas que no siempre nos agradan y de las cuales tenemos que aprender y afrontarlas. Dichas cosas como tener a alguien de nuestra familia pasando por un mal momento, alejarnos de nuestra familia, problemas de la vida diaria, escuela, trabajo, etc. Sin duda a veces hay cosas y momentos que se salen del control de nuestras manos y a veces no podemos hacer mucho.

Nos preocupamos, lloramos, sufrimos y quisiéramos que no fuera así. Tratar de evadir la realidad y no enfrentar lo que nos pasa es lo peor que podemos hacer ya que al hacer eso también pasa el tiempo y se nos va la vida. Los problemas son del tamaño de que nosotros los queramos ver. Enfrentarlos es lo mejor que podemos hacer, tomar al toro por los cuernos. Eso sin duda nos hace crecer, nos hace mejores humanos. A veces es difícil ir con una sonrisa por la vida sabiendo que pasan muchas cosas, problemas, pendientes, etc. Pero es la mejor manera de vivir la vida. Este es un viaje sin retorno donde el destino lo decidimos nosotros, donde nosotros decidimos que tan lejos queremos llegar, habrá vientos fuertes que no nos dejen avanzar al ritmo que queramos pero no nos podemos detener. Esa no es una opción a menos de que quieras morir.

Al tener problemas y pensar que no podemos hacer nada creo que es lo peor que podemos hacer. Siempre hay una solución, siempre hay una forma de arreglarlo. La vida es demasiado corta y nuestro único motivo para estar aquí es para ser felices. Vivir con la cabeza cabizbaja, evadiendo lo que pasa es la peor forma de vivir.

Normalmente siempre respondemos que estamos bien cuando alguien nos saluda, pero ¿estamos siendo sinceros?, tal vez no pero no podemos ir contando nuestros problemas a cualquier extraño que nos saluda. Además sólo nosotros tenemos la solución. Dios nunca nos da nada con lo que no podamos, el siempre quiere lo mejor para nosotros y además que hagamos su voluntad.

Vivimos a este mundo a ser felices pero no estamos exentos de sufrir, de llorar, de preocuparnos. Hay que hacer todo lo que esté de nuestra parte ya que ese es el precio de ser humanos.

Modeled infinite

Modeled infinite